Hola Hola… Muy buenos (Días, Tardes o Noches) para ti que eres una persona muy especial, pues estás tomandote parte de tu valioso tiempo para leer este post.

Sé que he estado distante los últimos meses, pero realmente me he concentrado en participar más de lleno en actividades de agilidad (que espero luego poder contarte), porque quería vivir la experiencia desde el otro lado de la moneda.

Pero Valeria, estás loca, como así que desde el otro lado de la moneda?

Bueno, pues como sabes, el año pasado fui asistente al #AgilesCo2017, este año (2018), quería experimentar lo que se siente apoyar la comunidad desde la organización, colocando todas mis ganas, mi energía y mi conocimiento en lo que se pudiera requerir, y debo decir que el experimento fue genial, casi que de otro mundo, totalmente mágico (y es real, no creas que se me corrió la teja).

Todo empezó el 31 de Enero donde participé de una reunión por Zoom con los más grandes agilistas de Colombia, todos hablaban con full experiencia y conocimiento en el tema, y yo solo era un aprendiz asombrada de todo lo que escuchaba, al finalizar la reunión, me apunté al equipo de apoyo (sin saber todo el excelente trabajo que se avecinaba), porque solo era un equipo de apoyo, a diferencia del equipo core, que eran los que según mi interpretación iban a tomar todas las decisiones.

Así que tomamos acción en la organización del #AgilesCo2018, nos reunimos todos los miércoles a las 7pm… y realmente fue así… cada miércoles charlábamos, acordábamos, nos asignábamos tareas y tomábamos decisiones… todo de una manera auto-gestionada, totalmente voluntaria y sobre todo con mucha energía y amor al arte (como dice una gran amiga mía) 🙂

La primera locura que se nos ocurrió, fue hacer un vídeo desde varias partes de Colombia invitando a todos a participar del evento, y creo que este fue el rompe hielo que necesitábamos como equipo.

En total nos reunimos por 30 noches, fueron más de 1.200 horas invertidas por todo el equipo organizador para poder tener nuestro tan anhelado y más grande e importante evento nacional de agilidad del año, por eso es que definitivamente esas horitas invertidas son puro amor al arte, a la comunidad, a querer crecer como personas y apoyar en cuanto podamos, porque de eso se trata la vida, de ayudarnos, de crecer y crecer aportando a otros, pues solo así te aportas a ti mismo.

Todo el evento fue tomando forma semana tras semana y mes tras mes, fue una locura que yo estaba viviendo, una experiencia tipo montaña rusa, aveces asustada pero con diversión al 100%, toneladas de aprendizaje que no te alcanzas a imaginar.

En Abril tuvimos un gran hito, cuando abrimos las inscripciones fue el climax en cuanto a sensaciones encontradas, nos llegaban notificaciones en Twitter, Facebook, Meetup, todos querían saber el enlace del registro, todos querían estar a tiempo para no perder un solo segundo, al momento exacto de apertura, todos, incluidos los organizadores corrimos a registrarnos, y fue una total locura, los minutos se volvieron segundos, el contador subía rápidamente y en cuestión de menos de 2 minutos se acabaron las boletas, muchas personas estaban feliz de haberlo conseguido, pero muchas otras no tuvieron la oportunidad (hasta algunos organizadores no alcanzaron boleta), fue necesario abrir un segundo momento para obtener las boletas gratuitas de ingreso al evento, wow todo fue en un instante, fue espectacular la sensación que vives al saber que muchas personas y no solo en Colombia quieren participar de esto, y es que la Agilidad es algo hermoso, algo que debes vivir, y para vivir, debes participar de estos eventos.

Y así pasaron los días y las semanas, cada vez conociendo más y más a las personas que estaban al otro lado de la video llamada, reuniones donde aportábamos Caleños, Rolos, Paisas y muchas otras personas más (que no sé cómo se les dice en sus regiones, jajajajajaja), cada día conociéndolos, fuimos haciéndonos amigos a distancia, agilistas de corazón, nos volvimos una familia; y es que te digo de verdad que esta experiencia es algo que debes vivir, simplemente no encuentro las palabras para explicar lo que se sintió ser co-organizadora de este evento tan mágico y lleno de energía.

De verdad que no acabaría este post donde incluyera todo, de verdad, todo lo vivido y lo aprendido, es más que una excelente transformación. Finalmente, en un abrir y cerrar de ojos, llegó Agosto y todos corríamos ultimando detalles, todos felices, se notaba la alegría, se notaba la colaboración y el compañerismo. Equipo, compañeros y amigos, todos llegamos a Santa Marta, el compartir, conocernos y poder abrazar a esas personitas que por casi 6 meses solo hablábamos virtualmente fue sensacional, fue real, extraordinario diría yo.

Este año no tengo un post para compartirte lo aprendido en charlas, este año te traigo una experiencia de vida, aprender de las charlas de pasillo, realmente entender que es una mariposa y una abeja, aprender de una forma diferente a lo largo de dos excelentes días, es algo que no tiene precio.

Son un montón de semanas llenas de aprendizaje, y quiero invitarte a que te unas al siguiente equipo organizador, recuerda que eres parte de la comunidad, puedes ser el siguiente aprendiz, es totalmente libre, solo necesitas muchas ganar de colaborar voluntariamente, no sé dónde va a ser el siguiente #AgilesCo2019, me encantaría que fuera en Cali, la ciudad que tanto amo, pero sin importar donde sea, anímate a subirte en esta travesía, aprender de los mejores, aportar para un beneficio mayor en la comunidad y sobre todo aportarte grandes experiencias en tu vida.

Soy feliz, muy feliz con las amistades que me llevo, los momentos compartidos y la experiencia adquirida, soy feliz de poder vivir #UnEventoDeFábula.

pixlr